top of page
  • Lidia Carcereny - Ayana

El encuentro erótico


La concepción tradicional de la sexualidad separa el encuentro erótico en preliminares y coito; esto ha generado muchas insatisfacciones y disfunciones sexuales ya que sólo son válidos los encuentros sexuales que terminan en orgasmo. La función de los preliminares es preparar al cuerpo, obtener un grado de excitación suficiente para poder conseguir la meta del orgasmo, generalmente a través del coito. Esto genera ansiedad, miedo y frustración si no se consigue.

Pero si dejamos de poner el centro de la relación sexual en la genitalidad y en la penetración (coitocentrismo), el encuentro erótico puede pasar a ser un viaje que se disfruta en su totalidad y no la búsqueda de una meta (el orgasmo), que no siempre se consigue ni se desea.

Un encuentro erótico puede ser una sesión larga de besos, una ducha en la que nos enjabonamos mutuamente, …el coito es una actividad más.

El primer paso es conocer mi cuerpo: qué me erotiza y despierta el placer en mí. Esto nos permitirá tener una relación menos ansiógena y más sana con nuestra sexualidad. La masturbación no tiene porqué ser siempre un acto de desahogo fisiológico, de descarga de la tensión sexual acumulada. (Como cuando se realiza viendo imágenes pornográficas o después de un día de mucha tensión). Entender la masturbación como un acto de amor hacia nosotr@s mis@s es abrirse a vivir la sexualidad de una manera más consciente.

Imprescindible también tener una actitud de observación, exploración y comunicación hacia tu compañer@ sexual: (y viceversa)

* observar cómo responde a lo que haces

* hablar, preguntar, decir lo que te gusta y lo que no

* pedirle lo que te gustaría que te hiciera y lo que no

* hablar sobre vuestros límites y lo que os gustaría explorar

La comunicación y tener una actitud abierta y de exploración es muy importante porque cada pareja es distinta y la misma pareja en distintos momentos puede sentirse diferente.

En un encuentro sexual caben muchas prácticas distintas: caricias, besos, abrazos, lamerse, masturbarse uno frente al otro, masturbarse mutuamente, sexo oral, el coito y todo lo que queramos hacer, de mutuo acuerdo, que nos produzca placer erótico y nos acerque a nosotr@s mism@s y a nuestr@ parej@. Y vuelvo a recordar que el coito y el orgasmo no son condición sine qua non para que un encuentro erótico sea completo y satisfactorio.






Comments


bottom of page