• Ayana

¿Cómo organizamos los regalos de navidad para nuestros hij@s?

TIPS PARA SENTIRNOS MEJOR

Las Navidades son un evento que implica muchas emociones como alegría, pereza, enfado o tristeza, todo depende del punto de vista de quién lo mira. Si es cierto, que hay muchos padres y madres que no les apetece nada pasar por toda la logística familiar (y en muchas ocasiones obligaciones familiares) que se desarrollan durante la Navidad.

Podríamos coincidir con el hecho de que aquellos que podemos tener niños o niñas, tenemos emociones encontradas, dado que quizás a nivel personal, nos dan algo de pereza o angustia las fechas navideñas en sí, pero disfrutamos enormemente al ver como las disfrutan nuestros hijos e hijas.

Los regalos que pedimos en Navidad, en ocasiones no son solo los que hacéis en casa, sino que en muchas familias también tienen que coordinarse con los regalos que se hacen desde de los distintos miembros de nuestra familia (abuelos, tíos, amigos...). De esta manera, teniendo que hacer una carta a los reyes magos o teniendo que hacer tres, podemos tener en cuenta algunos aspectos, para convertir el “momento carta” en un momento de compartir tiempo de calidad en familia, y así, de paso aprovechamos y hacemos vínculo con nuestros hijos e hijas.

  • Elegir nosotros los juguetes que poner en la carta. De esta manera, por un lado, no responsabilizamos a nuestros hijos e hijas de una decisión que aún no pueden tomar. En todo caso, si tenéis interés en un par de juguetes, podéis enseñarles las fotos y observar cuáles de los ya previamente elegidos por vosotros, pueden interesar más a los pequeños. De esta manera, le hacéis partícipe pero siempre habiendo tomado los adultos previamente la decisión.

  • Ponernos de acuerdo entre los adultos a la hora de escoger los juguetes de las diferentes cartas. A veces nos puede ocurrir que nos podemos sentir diferentes emociones respecto a los juguetes que traen los reyes a nuestros hijos en las casas de familiares (juguetes demasiado grandes, demasiado ruidosos…). Siempre hay buenas intenciones en los motivos de encargar esos juguetes, pero para evitar emociones desagradables o malos entendidos en la familia, lo mejor es llegar a un acuerdo previo, con el fin también de evitar, tener que confrontar con nuestro hijo y tener que gestionar conflictos innecesarios.

  • Elegir los juguetes en función de la edad de nuestro hijo o hija. A veces a los adultos, nos hace ilusión incluir en la carta de reyes juguetes que puede que nuestro hijo aún no esté preparado para sacarles partido. Es importante seguir las indicaciones de edad que indica el fabricante, con el fin de que nuestro hijo o hija pueda entender perfectamente la mecánica del juego y podamos compartir momentos en familia de disfrute y vínculo.

  • Una vez elegidos los juguetes que vamos a incluir en la carta, realizar la carta de reyes junto a nuestros hijos e hijas. Adaptándonos a las capacidades de cada uno, por ejemplo, con los más pequeños podemos pegar con ellos fotos de los juguetes que queremos pedir o incluso hacer un dibujo con colores.

Estos tips pueden ayudarnos a generar de una actividad navideña, un valor añadido de vinculación emocional entre la familia.